ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER
ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER

Jaume

06 marzo 2019

2 comentarios

Casa Sin categoría

TIMO “Tu energía vital”

TIMO “Tu energía vital”

TIMO

La glándula timo se encuentra debajo del esternón, a la altura de la segunda costilla.

Hasta el año 1950 se sabía muy poco sobre ella, aunque se tenían indicios de su funcionamiento desde hace muchos años.

Se creía que esta glándula carecía de función en el adulto, equivocación que estaba basada en el hecho de que el timo hallado en las autopsias era muy pequeño y se encontraba atrofiado. Tal circunstancia se debe a que como respuesta a un estado de estrés agudo, como el que conlleva una infección, el timo puede verse reducido a la mitad en el transcurso de tan sólo 24 horas. Posteriormente se descubrió que el timo se encoge rápidamente durante las enfermedades importantes y en los casos de gran estrés.

A su vez esta glándula desempeña un importante papel en el sistema inmunitario, segrega Linfocitos T y Macrófagos, por lo que su atrofia repercute inmediatamente en el nivel de defensas del individuo, tal como descubrieron en los años sesenta dos científicos como Branislav D. Jankovic de Belgrado y Jacques Miller de Australia.

 Al mismo tiempo, el timo controla y regula la corriente energética del cuerpo a través del sistema de meridianos, estableciendo correcciones inmediatas para superar los desajustes y restaurar el equilibrio armónico de la energía vital. La palabra griega thymos significa energía vital.

Y todavía más, el timo es el nexo de unión entre la mente y el cuerpo, siendo el primer órgano afectado por las actitudes mentales y el estrés. En este sentido un timo activo es una garantía de salud.

El Timo pesa alrededor de 15 gramos en el momento de nacer. Su peso es lábil en la infancia, pues disminuye rápidamente con las enfermedades. Parece seguir el patrón de crecimiento durante los primeros cinco años de vida, luego mantiene un estado relativamente constante hasta la pubertad en que su peso es de 30 gramos. Empieza su involución al llegar a la adolescencia, debido al estrés de la vida al que todos estamos sometidos. Por motivos desconocidos comienza a reducirse, hasta ser poco a poco reemplazado por tejido graso en los adultos, con lo que puede llegar a desaparecer.

En niños muy activos crece mucho. Está relacionado con el crecimiento, como la glándula Tiroides. Y también está relacionado con el Sistema Nervioso. La muerte lo atrofia totalmente.

La mayoría de la gente cuando tiene que hacer frente a una tragedia, ya sea, una enfermedad personal o la muerte de un familiar, responde disminuyendo la actividad de su timo, reduciendo su energía vital.

La primera respuesta del cuerpo al estrés, como muestra Hans Seyle es el encogimiento de la glándula Timo.

Pero incluso antes de que se produzca esta respuesta física, hay una reducción inmediata de la energía vital.

Entonces el Test de mostrará un Timo débil, y cuando desaparezca el estrés el Test volverá a mostrar un Timo fuerte.

Siempre que se produzca un desequilibrio emocional, un desajuste energético, o una enfermedad, encontraremos casi siempre un Timo débil. En la medida en que se active esta glándula, se produce un cambio en la energía vital del individuo. Pero es la fuerza curativa natural que hay en nuestro interior el auténtico poder de la naturaleza que nos puede curar.

El Timo también refleja nuestro deseo de bienestar.

El hecho de que el Test de Kinesiología Clíníca Aplicada y Neurokinesiología muestre un Timo débil quiere decir que el individuo no tiene suficientes deseos de estar bien. Su energía vital no es lo suficientemente alta como para acometer un proceso de curación.

Por todo ello, la primera meta del médico o del terapeuta debe ser activar la voluntad del paciente para que éste se encuentre bien.

Un Timo muy debilitado se encuentra en el sida, el cáncer, una depresión profunda y enfermedades crónicas de muy larga duración. Los grandes avances de la medicina moderna logran mantener vivas a las personas durante mucho tiempo, pero no consiguen que haya verdadera vida en ellas. Son seres que carecen de vitalidad. Y esto se debe a que nos hemos olvidado de que el verdadero poder curativo está dentro de nosotros. Los medicamentos son válidos cuando se utilizan conjuntamente con medidas que activan la energía vital del paciente, y ello se consigue estimulando la glándula Timo.

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.