ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER
ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER

Marcha cruzada

¿Que es la marcha cruzada? y ¿cómo afecta a nuestro cerebro?

 

La marcha cruzada se refiere a los movimientos en los que se usan extremidades opuestas, así como al caminar, correr o nadar. El cerebro coordina lados opuestos que trabajan juntos como la pierna derecha con el brazo izquierdo o la pierna izquierda con el brazo derecho.

 

Terapéuticamente, la marcha cruzada se refiere a cualquier moviemiento de actividad cruzada en la que se cruza la línea media del cuerpo, como tocar con la mano la rodilla contraria, etc.. 

 

Al realizar estos movimientos se crean conexiones entre los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro, permitiendo que los impulsos eléctricos y la información pasen libremente entre los dos, lo que es esencial no solo para la coordinación física sino también a nivel cognitivo en las actividades cerebrales como aprender un lenguaje, leer o la coordinación óculo-manual también llamada ojo-mano, una habilidad cognitiva compleja, que nos permite realizar simultáneamente actividades en las que tenemos que utilizar los ojos y las manos. Los ojos fijan un objetivo y son las manos las que ejecutan una tarea concreta.

 

¿Porque es la marcha cruzada beneficiosa?

 

Al empezar a caminar, este patrón cruzado lateral de movimiento estimula , desarrolla  y integra nuestro cerebro con el sistema nervioso. Además de activar conexiones neuronales entre los hemisferios del cerebro simultáneamente, este patrón cruzado estabiliza la pelvis mientras movemos los hombros, reforzando el reflejo del “andar automático” o “andar primitivo”.

 

Resumiendo, cada vez que hacemos marcha cruzada, estamos reintegrando nuestro cerebro con el sistema nervioso y reorganizando nuestras conexiones mente-cuerpo, además de otros beneficios como:

 

  • Estabiliza la coordinación del paso automático – fortalece el Psoas.
  • Energiza el cuerpo y calma la mente – al liberar tensión y estrés.
  • Mejora la coordinación ocular – esencial para la concentración, leer o escribir
  • Coordina los hemisferios – nos ayuda a pensar con claridad
  • Desarrolla propiocepción – conciencia del movimiento en el espacio

 

Kinesiología y marcha cruzada

 

La marcha cruzada es una de las técnicas básicas usadas en la kinesiología clásica, dado su eficacia, para estimular cerebro y sistema nervioso. Con kinesiología se puede determinar tanto si hay un problema muscular o neurológico y como corregirlo con marcha cruzada, viendo también que hemisferio necesita más atención durante la corrección.

 

Algunos signos de cuando una corrección de marcha cruzada podría ser beneficiosa son:

 

  • Falta de coordinación y equilibrio
  • Dificultad para leer
  • Mostrar dificultades de aprendizaje, como la dislexia
  • Torpeza
  • Cambiar el orden de las palabras

 

Afortunadamente, se puede reprogramar el sistema nervioso y reforzar las conexiones entre los hemisferios cerebrales con un simple ejercicio de marcha cruzada

 

Recuerda, que nuestro sistema está vivo y dispuesto a recibir nuevos estímulos por lo cual se ve beneficiado.

 

Artículo escrito por Abel de la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.