ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER
ADD SOME TEXT THROUGH CUSTOMIZER

Jaume

10 diciembre 2018

No hay comentarios

Inicio Sin categoría

CORAZÓN ROTO, CORAZÓN HERIDO

CORAZÓN ROTO, CORAZÓN HERIDO

CORAZÓN ROTO. CORAZÓN HERIDO

Hay personas que saben que tienen un bunker en el corazón. Y lo tienen por miedo a ser heridos, pero sobre todo por miedo a conectar con el dolor que hay.
Son personas con baja capacidad para sostener el dolor y las emociones y la vez son los que más sufren internamente día a día, gota a gota, causado por pequeñas cosas que creen, que les provoca los demás. Culpan y responsabilizan a los otros, de las heridas que llevan del pasado sin darse cuenta.
Lanzan pelotas fuera de forma dinámica. Y te lo hacen saber, de forma directa o indirecta. Con enfados, tristezas o indiferencia que es el mayor desprecio y maltrato que pueden hacer. Y lo saben.
No, no hay maldad en ellos. Solo es que no tienen las herramientas suficientes para sostener su dolor y así a poco a poco van dañando a los otros. A veces de forma consciente a veces Inconsciente.
Recuerden que un perdón no sirve de nada si no se hace todo lo posible por no repetirlo más. La compasión es sincera, si hay una clara intención de solucionar lo que haya en el interior de uno mismo, para dejar de dañar.
Curiosamente, las personas con corazón cerrado, se encuentran a su lado personas con una baja autoestima, que se culpan y responsabilizan de todo lo que sucede a su alrededor. La persona con baja autoestima a su vez también necesita ser el centro de atención.

Ya sea con halagos y reconocimiento o responsabilizándose de todo. También creen que todo gira a su alrededor. Así dejan de conectar con el principal dolor o vacío que tienen en su corazón.

Estas son las relaciones más tóxicas y dañinas que existen.
Observar en ti si existe este patrón, abrirá la puerta hacia una sanación y evolución y crecimiento, que te hará la vida mucho más hermosa. Aunque al principio el camino parezca duro, doloroso, imposible de sostener… El final es brillante.

En cada uno de los patrones de relación hay solución, hay luz. Si uno así lo desea. 

Para el de corazón cerrado, dos opciones claras y ambas muy respetables:

Si lo desea puede seguir cerrado y así pensar solo en sí mismo, vivir libre haciendo solo lo que más Le gusta, es muy respetable y mucho más sincero y compasivo si decide quedarse solo, para no dañar a nadie más. Para dejar de manipular al otro de forma directa o indirecta. Tome conciencia de su patrón y sea compasivo con su igual. No intente buscar más personas a su lado para seguir pasándole la pelota. Sea valiente y decida quedarse solo.
Pase por la vida de las personas sin profundizar, solo de forma superficial. No prometa amor eterno, no prometa la entrega de su corazón a nadie, no prometa presencia en la relación, porque nunca, aunque así lo desee conscientemente, nunca podrá hacerlo.

Y la segunda opción, mucho más valiente, mucho más compasivo y entregado hacia sí mismo y los demás.

Busque la terapia o al terapeuta que le pueda acompañar en el proceso tan humano, de a poco a poco, ir conectando con esas heridas tan profundas e ir liberando todo el dolor. Obtendrá una gran liberación, conexión con uno mismo y podrá vivir relaciones mucho más placenteras, abiertas, conscientes, entregadas, sinceras y conectar con el Amor hacia uno mismo y los demás de forma sincera y no esperando algo a cambio.

Entregará y conectará con ese Amor incondicional que todos queremos.

Es imposible conectar con el Amor si dentro hay un bunker. Es imposible sentir Reconocimiento y saber quién es uno mismo y conocer su camino, el para qué, está usted aquí en esta vida, si no mira dentro.
Ahí solo hay miedo. Mucho miedo al dolor y sufrimiento, pero recuerden que aunque no lo parezca son las personas que más sufren.

Y para las personas con el patrón de baja  autoestima.
Por favor, decidan quedarse solas durante un tiempo y busquen la terapia o terapeuta que les acompañe en el proceso de Autoreconocimiento.
Busquen a la persona que les puede acompañar en el proceso para conectar con todo ese vacío, dolor y profunda tristeza. Soledad y rechazo o abandono que llevan dentro y que para evitar sentirlo, se apegan a personas y relaciones que les dañan, no les valoran, no ven su valor no les reconocen ni les tienen en cuenta, que no les sostienen en su dolor, aunque lo intenten. Y se quedan con esas personas, por el solo hecho de estar con alguien.

Quédense solas y busquen ese acompañamiento preciso que les cogerán de la mano mientras caminan hacia ese lugar donde habita el miedo. Miedo al rechazo, miedo al abandono, miedo a la soledad.

Y recuerden mientras lo hacen, que nunca están solos. Siempre hay alguien en la vida. Porque en la vida estamos todos.

Hoy en día donde la información va tan deprisa, recibimos in puts por todos lados, recordándonos que nos tenemos que amar primero a nosotros mismos, respetar y valorar para así poder respetar, valorar y amar al otro.
Pero ¿cómo se hace? 
Esa es la primera pregunta que escucho siempre.
De forma activa. Hay mucha acción en ello, hay muchas ganas en general de sentir Amor. Para eso hemos venido, para recordar lo que ya somos.

Pero ¿cómo? ¿Cómo se hace? 
No solo es mirar por uno mismo, colocarse por delante de los otros. Eso es solo un parche, que provoca que todavía te apartes más de ti y tu esencia como ser humano.
Lo esencial, es primero ver tu sombra. Observar y atreverte a mirar con respeto, sin juicio, cuál es tu dolor y ser valiente y atreverte a entrar ahí para sanar y liberar. Que no te asuste, siempre hay alguien que te puede acompañar. No estás sola. No estás solo. Nunca estamos solos. Porque en la vida estamos todos.

Con Amor
Raquel Campanales Macias

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.